El segundo puesto en el pasado Superprestigio Dirt Track por detrás de Marc Márquez todavía le escuece al campeón 2015 del AMA Grand National. Jared Mees acaba de conseguir su tercer título americano en cuatro años y, más que nunca, correrá en el Palau Sant Jordi pensando únicamente en devolver el “número 1” del Superprestigio al lugar que le pertenece: los Estados Unidos.

 

Final de temporada a lo grande. Campeón del Grand National y vencedor en el Superprestigio de las Américas…

La temporada ha sido fantástica. Revalidar un título del Grand National es particularmente difícil por lo que, cuando lo consigues, el éxito todavía sabe mejor.

 

Te falta, eso sí, ganar el Superprestigio Dirt Track…

En eso pienso desde que me bajé de la moto en la última carrera del campeonato americano. ¿Una revancha con Marc? Yo me lo planteo como otra carrera más y en la que Marc será un rival difícil. Hasta ahora ha habido una victoria para él y otra para los americanos. El desempate del sábado será muy interesante.

 

¿Cómo viste desde la moto la superfinal de 2014?

Fue una gran experiencia poder enfrentarme al mejor piloto de MotoGP del mundo. Me lo pasé muy bien y estuve muy cerca de ganarle. Eso sí, este año con Brad Baker también en la pista la batalla será a tres y todavía más intensa.

 

mees birtwistle grupo close copia recorte

¿Fue especialmente difícil para ti y para tus seguidores encajar esa derrota?

No, en absoluto. Me ganó el mejor del mundo sobre una MotoGP y un piloto que, además, entrena mucho flat-track. Lástima que la caída de Chareyre en la primera vuelta y justo delante de mí lastrara mis opciones de victoria. Aun así, la diferencia con Marc fue mínima en la meta.

 

Supongamos una superfinal con Marc, Brad y tú, por supuesto. Con vosotros, los americanos, yendo al límite ¿tiene Marc alguna opción?

Los campeones siempre aparecen en las grandes ocasiones y Marc es uno de ellos. Marc ha progresado una barbaridad, mientras que Brad y yo competimos en flat-track desde niños y nuestro margen de mejora es menor. Cada vez que Marc se sube a la moto sigue aprendiendo cosas y eso hace que la diferencia de nivel con nosotros sea cada vez más pequeña.

 

¿Cómo valoras el estilo de Marc sobre una moto de flat-track?

Yo he seguido su evolución desde el primer Superprestigio y ha sido espectacular. Y su estilo ya es condenadamente bueno…

 

Y en tu duelo con Brad Baker, ¿quién es mejor sobre pistas cortas?

El año pasado y el anterior diría que Baker, pero esta temporada estamos muy igualados. Además, Brad sale de una lesión y yo he entrenado muchísimo short-track para preparar la final del Grand National. En Las Vegas él ganó la prefinal, sí…¡pero yo me llevé la superfinal! (ríe).

 

¿Os perjudica a los americanos que en el Superprestigio deba utilizarse la llanta trasera de 17 pulgadas?

En Estados Unidos sólo utilizamos llantas de 19 y eso nos complica un poquito las cosas, aunque no es determinante. Estos días estoy aprovechando para rodar lo máximo posible sobre diecisietes.

MEES-CHAMPION

 

¿Qué opinas de que la superfinal pase de 12 a 16 vueltas?

Si ha de repetirse un incidente en la primera vuelta como el del año pasado, a mí me va perfecto (ríe). Bromas aparte, mi rendimiento en carrera va siempre de menos a más. El cambio me va bien.

 

¿Qué pilotos te sorprendieron especialmente en Barcelona?

Taddy Blazusiak y los hermanos Neave.

 

¿Qué imagen tiene el Superprestigio Dirt Track de Barcelona en los Estados Unidos?

Sólo te diré que al regresar a casa -y habiendo siendo campeón del Grand National-, la mayoría de la gente me felicitaba… ¡por mi gran actuación frente a Marc Márquez! RPM me permitió vivir una gran experiencia y en el vuelo de vuelta ya pensaba en estar de nuevo aquí este año. ¡Muchos miembros de mi equipo tampoco han dudado en repetir!