Debutante en el pasado Superprestigio, Fredrik Lindgren fue una de las grandes sorpresas de la tarde. Tras haber entrenado flat track durante solo cuatro días antes de la cita del Palau Sant Jordi, el campeón con Suecia de la Copa del Mundo FIM de Speedway de 2015 hizo lo que nadie antes: doblegar a los dos americanos en una de las finales de la categoría Open. Lástima que la suerte no le acompañara en la Superfinal…

¿Cómo se explica una actuación tan brillante de un debutante no sólo en el Superprestigio sino debutante también en flat track?

Aunque puedan tener ciertas similitudes a simple vista, el speedway y el flat track son muy distintos. En Barcelona saqué partido de mis buenas salidas y de mis buenos pasos por la primera curva. En speedway estos dos detalles son determinantes y los entrenamos a fondo. La receta para ganar el Superprestigio es dominar las salidas y afinar al máximo en la primera vuelta.

¿Es difícil el tránsito de una disciplina a la otra?

Mucho. El comportamiento de la moto es diametralmente distinto en speedway comparado con el flat track. Dominar la entrada en la curva en flat track es lo más difícil. En speedway no hay frenos, tenemos mucho más par motor y entramos en las curvas con el gas a fondo. Las ruedas ya van patinando y ello facilita el derrape. En flat track hay que cruzar la moto utilizando el freno trasero y actuar a continuación con el gas.

Y aun así, ganaste a Baker y Mees en la primera final de vuestra categoría…

Vencer a dos especialistas en esta disciplina fue fantástico. No descarto repetirlo pero, no nos engañemos, viendo a los americanos en el óvalo, tengo muy claro que me queda mucho por aprender todavía en short-track…

foto: Jarek Pabijan jarek.pabijan@wp.pl tel +48 601 83 62 58

Podio –tercera posición- en la categoría Open…y superfinalista del Superprestigio. ¿Cuántas veces has repasado esa primera vuelta de la Superfinal?

¡La tengo bien viva! Mi salida fue fantástica, me puse en cabeza junto a Marc Márquez… pero pagué mi inexperiencia ya en la primera curva. Frené un poco antes de tiempo y eso me hizo perder toda la ventaja. Uno de los americanos lo aprovechó, me tocó y en medio segundo me vi en el exterior de la curva, junto a las protecciones. Ahí acabó todo.

¿Qué vas a intentar mejorar de cara a tu segunda participación en Barcelona?

Necesito entrenar más short-track, pero el hándicap es que tengo poco tiempo disponible. Voy a intentar rodar lo máximo posible junto a mi amigo y tetracampeón mundial de Long Track Joonas Kylmäkorpi, quien volverá también a Barcelona.

¿Contemplas la posibilidad de ganar el Superprestigio?

A la vista del gran nivel de pilotos sería una sorpresa incluso para mí, pero si el año pasado estuve siempre delante y gané incluso un cara a cara a los dos americanos, ¿por qué descartarlo?

¿Qué pilotos te impresionaron en el Palau Sant Jordi?

Los americanos, por supuesto… ¡y Marc Márquez! Lo de Marc es increíble: sin ser su especialidad, es super-rápido además de super-agresivo en short-track. Es admirable.

¿Y a qué piloto invitarías al Superprestigio?

Estaría muy bien ver a alguna figura de motocross o supercross. A Ken Roczen, por ejemplo.

 

FREDRIK LINDGREN EN EL SUPERPRESTIGIO DIRT TRACK

Participaciones: 1 (2015, Honda)

Resultados en carreras clasificatorias: 2º y 2º

Resultados en finales categoría Open: 2º, 3º, 5º y 3º

Resultado en la Superfinal: 8º

 

FREDRIK LINDGREN EN EL MUNDIAL FIM DE SPEEDWAY 2016

Posición final: 11º

Victorias en carreras clasificatorias: 7

Podios en GP: 1 (GP Suecia)