La primera vez que uno ve una pista de dirt-track se puede tener la sensación de que se trata de una modalidad motociclista bastante sencilla. Si comparamos un óvalo de dirt-track con una pista exigente de motocross, una “zona imposible” de trial o un circuito de asfalto muy rápido y técnico, un pequeño óvalo de short-track no parece presentar mayores complicaciones. De hecho… ¡no sería mucho más que rodar en círculos!

No obstante, si tenemos oportunidad de presenciar una carrera, enseguida comprobaremos que la técnica para ir deprisa en dirt-track no es nada fácil. El reglamento no permite freno delantero y el dibujo de los neumáticos se limita para que su nivel de adherencia (el denominado grip) sea bajo.

En consecuencia, los pilotos tienen que frenar, girar y salir de las curvas dejando deslizar ambas ruedas. La exigencia es máxima, pues el derrape debe controlarse combinando freno trasero, gas, ángulo de apoyo, posición del cuerpo y el nivel de presión del pie izquierdo contra el suelo.

Sí, han leído ustedes bien… ¡el pie izquierdo presiona contra el suelo! Los pilotos de dirt-track llevan una suela de hierro que cubre la planta de la bota izquierda y que permite que ese pie actúe como una “tercera rueda”. Gracias a este punto de apoyo adicional, los pilotos pueden alargar el derrape de la moto y cerrar el ángulo hasta más allá del límite máximo que tendrían sin la ayuda de la “bota de hierro”.

Veamos a continuación todo lo que sucede cuando entramos en una de las curvas de una pista de dirt-track…

1. La entrada en la curva (o “Pitching it in”)

Sin freno delantero y con poco grip en los neumáticos, la única forma de frenar y entrar bien en la curva es forzando el derrape de la moto y dejando que sea el “barrido” de ambas ruedas contra el suelo el que disminuya nuestra velocidad.

Los pilotos principiantes suelen utilizar únicamente la rueda trasera (maniobra conocida popularmente como “backing it in”) para frenar. En cambio, los pilotos expertos y profesionales lo hacen con ambas ruedas. Una vez la rueda trasera empieza a deslizarse, se orienta la rueda delantera hacia el exterior de la curva provocando que también derrape. Este “derrape doble” incrementa el frenado, con lo que podremos entrar más deprisa en la curva. En función de la longitud de la pista, los pilotos inician el derrape:

A) “volcando” la moto con el gas abierto hasta que la rueda trasera “rompe” y girando acto seguido la delantera.
B) cortando gas, utilizando el freno trasero y “volcando” la moto para que la rueda trasera empiece a derrapar.

2. El punto medio de la curva (o “Getting it turned”)

Esta parte del giro es la más importante y la que realiza la “gran selección”. Los mejores pilotos son los que colocan antes la moto apuntando hacia la recta. El control del gas y la posición del cuerpo son fundamentales para equilibrar la moto, hacer que el tren trasero se alinee con el delantero y completar el giro antes de abrir gas a fondo.
Esta maniobra debe hacerse sin sobrepasar nunca el límite crítico, que nos haría “salir por las orejas” de la moto y sufrir la peor caída posible.

3. La salida de la curva (o “Getting drive”)

En el tramo de salida de la curva el objetivo de los pilotos es siempre levantar la suela de hierro del suelo lo antes posible mientras el cuerpo se balancea hacia el exterior y hacia atrás. Cada piloto es diferente y cada uno ejecuta estos movimientos según su propio estilo de pilotaje, pero el objetivo es siempre el mismo: conseguir que el neumático trasero adquiera lo antes posible el máximo grip mientras la moto se mantiene sobre la “línea” correcta. Aunque pueda parecer que los pilotos van a fondo, el control del gas sigue siendo fundamental en este estadio, ya sea para completar el derrape o para cortarlo y “atacar” la recta.

Esta es la técnica básica del Dirt Track. No obstante, el completo dominio del “equilibrio” en cada fase y también en las transiciones de una a otra –una curva en una pista de short-track no lleva más de cinco segundos- es una maniobra muy compleja que sólo puede estudiarse y mejorarse analizando las imágenes en cámara lenta.

¡¡¡A disfrutar del espectáculo del dirt-track!!!

Kenny Noyes #9